Cómo rendir un examen final en la facultad

Tranquilidad, la mejor manera de rendir un examen final en la facultad

Tranquilidad, la mejor manera de rendir un examen final en la facultad

Hola gente, les paso a comentar que a las 16 estoy rindiendo un final de la facu. Muchos dirán, ¿qué hacés escribiendo y no estás estudiando? Y la respuesta a ese interrogante es lo que quiero tratar de responder comentando mis propias experiencias de cómo rendir un examen final en la Facultad. Un adelanto, estar relajado es la clave.

Reconozco que por una parte me siento demasiado tranquilo y relajado. En exceso ya. Cosa que un poquito me preocupa. Pero bueno, después les contaré el resultado y veremos qué pasa. Por lo pronto, creo que esta es la mejor vía para afrontar un final. Con tranquilidad, escuchando música, escribiendo este artículo.

Consejos personales para rendir un examen final en la facultad de la mejor manera:

  • Estudiar. Claro, para estar tranquilo hay que saber. Por más que uno siempre antes de rendir no sabe nada, el conocimiento, si se estudió, está. Así que relájense. Confíen en ustedes.
  • Dejar descansar la cabeza. No quieran estar repasando hasta el último minuto. Lo óptimo, según dicen los que saben, es tomarse el día anterior libre. Pero claro, es muy difícil dejar un día al ocio. El ser humano funciona a presión, por lo que, es muy difícil organizarse para ello. Sin embargo, es bueno, aunque sea, tomarse algunas horas de descanso realizando alguna actividad lúdica o recreativa para bajar tensiones;
  • ¿Qué actividades pueden ser? Escuchar música por ejemplo o, mi favorita, bailar. El baile, además, pone a uno de buen humor, el humor hace que uno esté más creativo. En consecuencia, van a tener más chances de salir airosos ante las distintas problemáticas que se les presenten en un final.
  • Otra cuestión es dormir bien. Yo sé que muchos de ustedes «pasan de largo». Yo, sinceramente, nunca pude y dudo de que pueda hacerlo. Un cerebro bien descansado actúa mejor. Y es nuestro cerebro quien va a estar en el campo de batalla.
  • Otro tema es la alimentación. No digo que se maten, pero no vayan a rendir con el estómago vacío.

Y, quizá lo más importante, recuerden que simplemente es un final, un examen. Nadie se muere por rendir mal. Sí, es un bajón, lo sé eh. Pero sigue siendo algo trivial en la vida. Hay cosas muchísimo más importantes que no se pueden recuperar. En cambio, un examen sí.

Bueno, esta es mi experiencia de cómo atravesar o encarar una situación de final.

Y la de ustedes, ¿cómo es?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *