Limpiar asaderas de manera sencilla

Limpiar asaderas

El calor de la cocción nos permitirá limpiar las asaderas de manera más fácil y rápida

Buenos días gente. Mucho calor por aquí, pero aún así les venimos a traer un truquito para que su diaria sea más sencilla. En este caso, les contaremos cómo limpiar asaderas de manera sencilla y eficaz. Seguramente muchos de ustedes ya aplicaban lo que le comentaremos, sin embargo, para aquellos que no les será muy útil. Vamos a ver de qué trata.

La cuestión es muy simple. Cuando cocinan con una asadera es muy factible que utilicen aceite (por ejemplo si están haciendo milanesas). Siempre hay algún resto de éste, o también de casi cualquier alimento que cocinen allí, en el metal. Pues bien, es esto lo que tendremos que limpiar luego.

Si bien, la mayoría de las manchas o restos de comida que quedan se eliminan fácilmente con una virulana y agua caliente luego de la comida, hay todavía una acción más eficaz y rápida.

La cuestión es así: tienen que aprovechar el calor de la asadera que recién sacan del horno. Claro, la contra de esto es que tienen que limpiarla ni bien sacan la comida de ella (siempre imagínense el ejemplo de las milanesas que se sirven aparte, si van a servir una tarta en la asadera, claramente, no podrán llevar a cabo esta acción). Entonces, retiran la comida de la asadera, colocan un poco de agua fría en algún extremo de la misma para no quemarse y poder sostenerla. Con una virulana empiezan a raspar, siempre con cuidado, donde haya restos de aceite y/o de comida. Verán lo fácil que sale la suciedad.

Así es cómo se pueden limpiar asaderas de forma sencilla, aprovechando el calor del horno. Lo bueno, es que ya tendrán la asadera limpia para después de comer.

Bueno, después me cuentan los resultados. Si hay algo que no quedó claro, no duden en dejar su comentario. Y repito, tengan cuidado de no quemarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *