Nebulizaciones caseras: con agua y sal

Nebulizaciones caseras

¿Muy congestionado? ¿Por qué no pruebas hacer Nebulizaciones caseras con agua y sal?

Queridos lectores, ¿cómo están? En el día de hoy les enseñaremos un sencillo método para hacer nebulizaciones caseras con agua y sal. No obstante, queremos aclarar que no queremos hacer un artículo médico, ya que no está pensado para administrar fármacos, sino más bien para “destapar” la nariz y el sistema respiratorio. A continuación todos los detalles.

La idea es la siguiente: proporcionarles un método que les ayudará cuando estén congestionados o con alguna otra dificultad respiratoria. El método es muy sencillo: tendrán que calentar una olla con agua y sal y esperar que hierva (como cuando ponen fideos). Cuando empiece a salir vapor, acerquen su cabeza a la olla y se pueden tapar con un trapo o una toalla. Una vez que tengan la cabeza allí empiecen a inhalar el vapor. Verán como casi inmediatamente se empieza a destapar, o mejor dicho fluidificar las secreciones de la nariz (mocos) y así poder evacuarlas mejor. Otra características importante es que este método es natural, ya que no estarán utilizando ningún químico.

A modo de resumen: si no tienen ganas de gastar dinero y quieren hacer nebulizaciones caseras y naturales no tienen más que poner una olla con agua y sal al fuego, esperar que hierva y empezar a inhala el vapor. Verán lo bien que se sienten después de practicar el procedimiento.

Búsquedas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *