Remedios caseros para quitar la flema

Ya estamos por cumplir un mes de primavera pero el tiempo no lo hace notar. El frío vuelve constatemente y los cambios de temperatura nos afectan mucho. Más que nada cuando son bruscos. Estos cambios alteran nuestro organismo y comienzan los problemas. El más común, la gripe.

Junto con la gripe pueden venir muchos efectos. Normalmente la flema. Esa mucosidad constante que no para y nos hace sentir decaídos durante todo el día. Obviamente lo ideal es acudir a un médico lo antes posible y no automedicarse, pero hay ciertos remedios caseros para quitar la flema que te van a ayudar y mucho. Ese es el objetivo hoy en TeDecimosComo.

Remedios caseros que te van a ayudar a combatir la flema

Remedios caseros que te van a ayudar a combatir la flema

Quitar la flema con remedios caseros

La flema es una mucosidad constante que se forma en las vías respiratorias con el objetivo de poder combatir las infecciones que se originan. Todo muy lindo pero es algo muy molesto. Veamos que podemos hacer para reducir el efecto con remedios caseros.

  • Vapor de agua: Es el método más común y eficaz de todos. Consiste en poner una olla a hervir con agua y colocar hierbas (mentas, eucalipto, saúco, etcétera). Dejar hervir durante 8 minutos y apagar la hornalla. Retirar la olla y colocar sobre una superficie plana.
    Lo que viene ahora es lo más importante. Deberás ubicarte en una posición en que tu cabeza quede encima de la olla y el vapor que desprende llegue hasta tu nariz. Comienza a inhalar de a poco y suelta. Una vez que te hayas acostumbrado, la inhalación deberá ser lo más profunda posible.
  • Cebolla: Sí, aunque no lo creas la cebolla tiene propiedades que te ayudan a reducir la flema. Cuenta con compuestos que actúan como mucolíticos, broncodilatadores y expectorantes. Lo que tienes que hacer es cortar media cebolla y dejarla en la mesita de luz al lado de tu cama. De esta manera, cuando te vayas a dormir, durante toda la noche vas a inhalar ese olor que te hará de gran ayuda.
  • Jengibre: El jengibre también ayuda. Hay que preparar una infusión de jengibre y agregar jugo de limón. Posteriormente, una cucharada de miel y mezclar. Bebe dos veces al día.
  • Gárgaras con agua y sal: Las gárgaras son muy productivas. Deberás tomar un vaso con agua fría o tibia y agregar una cuchara con sal. Revuelve bien y comienza a hacer gárgaras.

Búsquedas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *