Saltar al contenido
Te Decimos Cómo…

Cómo decirle a tus padres que fumas

Decirle a tus padres que fumas
Decirle a tus padres que fumas
Contarle a tus padres que fumas no es nada sencillo

Hola amigos! ¿Todo tranquilo por ahí? Esperemos que sí. Hay muchos que disfrutan día a día de los cigarrillos. Un vicio que no se puede controlar y la dosis empieza a aumentar de a poco. Es común para los fumadores disfrutar de un cigarrillo luego de la comida, yendo a algún sitio en particular, tomando una cerveza con amigos y demás. ¿Es bueno? Claramente todos sabemos que no.

La mayoría comienzan cuando son chicos. Aproximadamente en la adolescencia. Y se suma un problema. ¿Cómo decirle a tus padres que fumas? Es algo que cuesta mucho y no sabemos cómo lo van a tomar. Por ello hoy queremos apuntar a eso.

Contarle a tus padres que fumas

  1. Un punto muy importante es pensar cómo van a reaccionar ellos. A muchos les da miedo esta parte. Piensan que puede haber una mala reacción y lo evitan para no afrintar un problema grande.
  2. Hay que evitar decirlo cuando tus padres atraviesan un mal momento. También cuando están ocupados.
  3. Otro ítem clave es que cada uno afronte por sí mismo que fuma. Porque suele suceder que decimos “no, solamente fumo los fines de semana”; “fumo cuando estoy estresado”; “fumo unos días y lo dejo”. La clave está en que cada uno lo sienta y lo diga.
  4. En el momento de contarle a tus padres, hay que estar tranquilo y calmado. De esta manera vamos a poder explicarles bien y así seguir con otros problemas.
  5. Si no quieres afrontarlo de forma directa, puedes hacerlo de otra manera. Esto es, dejar que tus padres sientan el olor en la ropa, que vean un cigarrillo en tu habitación, una caja visible.

Esos son algunos consejos que te podemos dar. Pero lo más importante es que puedas decirlo sin tener ningún tipo de problema. El mejor consejos es dejar de fumar, pero cada uno hace lo que puede.

Compartir