Alternativa a la bolsa de agua caliente para dormir

Una botella de plástico podría servirte como alternativa a la bolsa de agua caliente

Una botella de plástico podría servirte como alternativa a la bolsa de agua caliente

Les voy a ser muy sincero. El artículo del día de hoy nace de una conversación muy divertida que tuvimos ayer en un cumpleaños entre compañeros de la facultad. Resumo la cuestión en simples palabras ahora después amplío. Una de las chicas, Maira, no tiene bolsa de agua caliente para dormir y nos contó que utiliza una botella de plástico para dormir calentita. No se asusten. Sé que parece una locura, pero es real y, según ella, efectiva. Así que, ya descubrieron la alternativa a la bolsa de agua caliente para dormir. Vayamos a ver más detalles de esta historia y cómo se prepara este elemento.

Si me preguntan de cómo terminamos hablando de las bolsas de agua caliente, les contestaré que no tengo ni idea. Pero surgió. La Rusa, como yo la llamo cariñosamente, es un personaje muy especial (como ya se habrán dado cuenta). En fin, esto tanto no les importa a ustedes. Lo que si les interesa es saber cómo una botella de plástico puede reemplazar a la amada bolsita de agua caliente para no pasar frío.

La cuestión es muy sencilla. Sólo van a tener que tener en cuenta ciertos consejos o, mejor dicho, indicaciones para que todo vaya bien. A continuación los enumeraré.

  1. Primero que todo, la botella tiene que ser retornable. Esto se debe a qué el plástico de las botellas es más duro de las que no lo son.
  2. El tamaño sugerido es el de una botella de 2.25 litros. Pero eso lo pueden ver ustedes, quizás les resulte mejor una más chica (aunque no sé si vienen retornables de plástico de este tamaño), o una más grande.
  3. El agua no tiene que estar hirviendo. Ya que a esta temperatura se quemarán. Con la bolsita pasa lo mismo.
  4. Según Maira, la ventaja que provee la botella es que es más “abrazable” que la bolsa de agua caliente. A tener en cuenta esto, si tienen mucho frío no sólo en los pies.
  5. Se utilizan las retornables porque el plástico de las otras se pueden llegar a derretir.
  6. El plástico, al no calentarse tanto, hace que la temperatura sea agradable.

Ahora, no sé si los convencí. Pero si algún día de mucho frío no tienen la bolsa de agua caliente con ustedes, sé que tendrán en cuenta esta interesante opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*