Cómo planchar una camisa

planchar una camisa

Planchá tus camisas, así no habrá más arrugas que te molesten

Es hora de ir al trabajo y no tenés la ropa la lista o querés salir con amigos a bailar y te falta planchar la camisa. ¿Salís con la camisa arrugada? Queda un poco feo. Para eso hay que aprender a usar la plancha, un electrodoméstico que hace que, en cuestión de algunos minutos, cambie nuestro aspecto. Cómo planchar una camisa es lo que te vamos a enseñar a en este post. Seguí leyendo para ver cómo se hace.

Cómo planchar

Lo primero que tenemos que hacer es agarrar la camisa que queremos planchar y enchufar la plancha. Lo recomendable es tener la plancha común, no la que se utiliza con agua. Luego colocamos una tela en la mesa o una toalla (si es que no conseguimos) y ponemos bien estirada la camisa. Es importante definir con qué lado vamos a arrancar. Desde mi punto de vista, arrancaría por la parte izquierda (donde se encuentran los botones).

Vamos a necesitar humedecer un poco la zona del planchado, así de esta manera será más fácil. Para humedecer pueden usar perfume para ropa, en aerosol. Una vez que hicimos todos los pasos anteriores, es el turno de la plancha. No hay que pasar siempre por el mismo lado, ni dejar apoyada la plancha, porque podemos quemar la tela. En la parte que está un poco húmeda, hay que pasar tres o cuatro veces suavemente la plancha, cuanto más largo sea mejor. Hacemos lo mismo con la parte de la espalda y el otro costado. Las mangas también. Hay que recordar que siempre tenemos que estirar bien la parte que vamos a plancha y humedecer.

Pero no está todo listo. Falta lo más importante, el cuello. Para poder planchar el cuello de la camisa van a tener que desdoblar y planchar esa parte, como lo indicamos anteriormente. Luego lo volvemos a doblar de la forma original y pasamos una vez sola la plancha por ahí.

Recordar: Humedecer y estirar la parte que queremos planchar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*