Espinilla en el cuerpo.

La piel es el órgano más grande que tiene nuestra anatomía, muchas veces podemos descuidarla, ya sea por tener malos hábitos de alimentación o de higiene. El cuidado de la dermis es muy importante, ya que si la descuidamos podemos sufrir de problemas como: el acné, los puntos negros; y en el mayor de los casos, la desagradable y dolorosa aparición de espinillas, las cuales se convierten en abscesos llenos de material purulento, que deben ser drenados de manera inmediata, para así evitar que se endurezcan y se conviertan en un peligroso tumor cancerígeno.

Como ya lo comentábamos, las espinillas en muchos casos se pueden convertir en un problema para nuestra dermis, ya que si no tenemos un sano cuidado con ellas, se pueden convertir en forúnculos o abscesos cutáneos acompañados de material purulento y de exageradas inflamaciones, que en muchos casos son bastante visibles. Las zonas mas comunes donde estas afecciones puede aparecer es en el rostro, axilas y espalda.

Normalmente estos bultos se pueden drenar en casa, pero lo ideal y recomendable es que cuando veas que éstos están apareciendo en alguna parte de tu cuerpo, acudas a un especialista para que éste te recete algunos antibióticos; y acuda a realizar el drenaje de éstos con los debidos cuidados sanitarios.

Ya te hemos hablado acerca de espinillas, forúnculos y abscesos cutáneos y del los problemas que éstos puede presentar en nuestra dermis. En este apartado queremos contarte la historia de Camilo López, un hombre de 41 años que presentaba todos éstos problemas, todo debido a los malos hábitos de higiene y alimentación que tenia durante años.

De un momento a otro todo estaba por cambiar, ya que en su espalda sentía un bulto que presentaba escaso dolor, pero Camilo pensó en muchas oportunidades de que se trataba de una simple espinilla, pero al pasar del tiempo, el pequeño bulto había duplicado su tamaño; y por ende su dolor, éste al no soportar el dolor acudió inmediatamente a un especialista quien quedo impresionado. El profesional de la salud quedó horrorizado con lo que veía en la espalda de aquel hombre; y decidió pedirle ayuda a uno de sus colegas que se encontraban de guardia en ese momento.

Ante todo ésto, los especialistas decidieron practicarle algunos análisis a Camilo, por fortuna los resultados fueron muy positivos, y los doctores decidieron extraerle todo lo que tenia el absceso cutáneo. Para la sorpresa de todos, el pus se había convertido en un endurecido tejido necrótico. La extracción de éste le dejo al hombre una enorme herida, que por suerte, uno de los doctores cerro con algunas suturas.

Actualmente Camilo López solo recuerda su mala experiencia con el enorme absceso; y comenta que los especialistas le cambiaron su vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*