La mujer y la televisión.

En el mundo de la televisión pasan muchas más cosas de las que creemos, y es que incluso hay todo tipo de vídeos en las plataformas digitales referentes a bromas, accidentes, reacciones inesperadas y mucho más pero, también hay personas aprovechan éstos espacios para hacer locuras que no pueden ser consentidas para todos los televidentes. De eso te comentaremos en la siguiente historia.

Lucía Valdez era una reportera de un reconocido programa de televisión colombiano, quien siempre se caracterizó por ser una persona franca y directa con su trabajo. Muchas personas la admiraban por su forma de ser y la empatía que conectaba con la mayoría de sus televidentes pero, en algunas ocasiones sobrepasaba los límites y llegaba a ser un poco atrevida.

Un día común de grabación, Lucía aprovechó una oportunidad en una edición especial de su programa, el cual iba a ser televisado en muchas partes del mundo. El programa que conducía era un espacio para hablar abiertamente acerca de los estilos de vida y tabúes, sin embargo habían ciertas pautas que debían seguir para poder captar al público, precisamente para la audiencia de 13 años en adelante. Cuando llegó el momento de salir al aire, todo iba muy bien, de hecho había una buena interacción con el público presente en el programa quienes disfrutaban de esos 45 minutos de transmisión.

De un momento a otro, Valdez comenzó a llamar la atención con algunas palabras subidas de tono, las cuales fueron aceptadas hasta cierto punto por su equipo de trabajo junto con el guión que ya estaba preestablecido. De repente, mientras las cámaras continuaban grabando con total normalidad, la presentadora había optado por quitarse la blusa que llevaba puesta, exhibiendo así sus atributos ante todos y sin ninguna señal de arrepentimiento. Aquella situación se convirtió en un dolor de cabeza para el productor del programa, quien inmediatamente mandó a detener la transmisión y, apenas en unos minutos había comenzado a recibir todo tipo de quejas y llamadas de todas partes del mundo.

Muchas veces no pensamos en las consecuencias de nuestros actos y ya es muy tarde cuando nos toca reconocer, todo por pensar que podríamos tener todo a nuestro favor y ser más famoso, por ejemplo con el caso de Lucía, quien perdió su trabajo y nunca más fue contratada en otro medio debido a semejante escándalo que ella misma había provocado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*